INICIO

SOBRE MI:

Desde los cuarenta días de nacer, tengo una discapacidad física, concretamente, una parálisis cerebral. No busco compasión, solo entretenimiento. Desde jovencita me ha gustado escribir, pero no ha sido hasta este 2020 que he sentido la inquietud de comunicar mis experiencias como mujer discapacitada, dando la casualidad de que se ha juntado con la pandemia de la COVID-19, de la cual SOY SUPERVIVIENTE, después de haber estado tres semanas ingresada en un hospital por el virus.

Por eso es que, si la vida te da limones, haz limonada.